10 posturas de yoga en pareja para una relación fuerte (y flexible)

Las rosas y el chocolate artesanal son bastante impresionantes, pero cuando se trata de mantener una relación fuerte, no sostienen una vela (suavemente iluminada, con fragancia romántica) en el tapete cuando se trata de mantener su relación fuerte. .


'Una de las mejores maneras de crear más intimidad en sus relaciones es estableciendo y manteniendo líneas de comunicación abiertas', dice Abby Vernon, instructora de Yoga Six en San Diego, que ofrece clases de pareja destinadas a profundizar el vínculo de una pareja. 'En el yoga en pareja, la comunicación es clave para cultivar un sentido de seguridad y confianza, así como para mantener el espacio para la risa y el juego.

Vernon creó una rutina de dos personas que puede ayudar a las parejas (y mejores amigos) a explorar y fortalecer una relación. Ella sugiere completar la serie dos veces, manteniendo cada pose de tres a cinco respiraciones completas. Así que toma un compañero, quien sea que sea, y golpea el tapete para crear un nivel completamente nuevo de conexión amorosa.

Y si todavía quieres terminar con un poco de chocolate post-savasana (y una vela romántica de fantasía), te lo recomendamos.

  1. Centrado: Siéntese cara a cara con su pareja en una posición con las piernas cruzadas con las manos sobre las rodillas del otro. Si esto es incómodo para su espalda baja, siéntese en una almohada o una almohada para apoyarse. Tómese un momento para ver verdaderamente a la otra persona. A veces estamos tan ocupados durante nuestra vida diaria que nos olvidamos de tomar el tiempo para mirar a nuestros socios a los ojos y apreciarlos por lo que son.
  2. Vaca-gato sentada: Busque los antebrazos y el entrelazado de los demás, creando un vínculo suave (o reforzando su vínculo). Encuentre la misma resistencia entre usted y su pareja mientras estira los hombros hacia atrás y hacia abajo. Inhale y levante su corazón hacia el cielo para extender la columna, permitiendo que su cabeza se arquee hacia atrás si se siente apropiada para su cuello. Mientras exhala, acerque la barbilla hacia el pecho y rodee la parte superior de la espalda, mirando hacia el ombligo y separando los omóplatos. Permita que su respiración guíe el camino a medida que continúa este movimiento, fluyendo a través de la flexión y extensión de la columna juntos.
  3. Giro espinal sentado: Comience en una posición sentada frente a su compañero, con las piernas cruzadas (la misma posición que Centrar). Cruza los brazos y alcanza las manos de los demás. Inicie un giro desde la base de su columna vertebral, girando en oposición a su compañero y usando sus manos para profundizar el giro. Consulte con su pareja, asegúrese de que respire de manera constante y se sienta cómodo. Es posible que sienta una leve apertura del pecho y los hombros durante este, así que asegúrese de comunicarse. Suelta en una exhalación y repite lentamente en el otro lado.
  4. Diálogo de Regreso a Regreso: Siéntese espalda con espalda con su compañero en una posición con las piernas cruzadas (nuevamente usando soporte si lo desea). Respira profundamente en silencio y concéntrate en sentir la respiración de tu pareja. Observe cómo cuando está cerca, sus respiraciones tienden a sincronizarse y coincidir entre sí. Si te sientes abierto a ello, toma turnos para hablar sobre lo que tienes en mente. Dé a cada persona al menos tres minutos para compartir sin interrupción, reconocimiento o comentarios. Este es un ejercicio poderoso para escuchar y notar cómo cambia la conversación cuando no puede participar o ver la cara de su pareja. Sé abierto a lo que sea que tengan que decir y simplemente dales las gracias cuando se acabe el tiempo.
  5. Back to Back Backbend / Forward Fold: Comience sentado, de espaldas. Haga que un compañero extienda las piernas y se incline hacia adelante en un pliegue (para que los isquiotibiales apretados flexionen las rodillas ligeramente, o coloque una toalla enrollada debajo de las rodillas para apoyarla). El otro compañero coloca ambos pies en el suelo y presiona lentamente hacia atrás, posiblemente en un suave retroceso. Esta formación de parejas estira la columna vertebral y el pecho (curvatura hacia atrás) mientras libera la espalda y abre los isquiotibiales (pliegue hacia adelante). Asegúrese de consultar con su pareja sobre esto, ya que las zonas lumbares sensibles y los isquiotibiales apretados son muy comunes.
  6. Estiramiento de hombro de espalda con espalda: Párate espalda con espalda, extiende tus brazos hacia afuera en una posición T. Entrelaza las manos entre sí, presionando las palmas juntas. Mantenga los brazos ocupados mientras un compañero tira suavemente de las palmas de los demás para crear un estiramiento en el pecho y los hombros.
  7. Silla de espalda con espalda: Párate espalda con espalda y relaja tus brazos a los lados. Presione firmemente uno contra el otro para mantener el equilibrio mientras primero camina los pies al ancho de la cadera, y luego se aleja de los de su pareja. Lentamente, comience a bajar como si estuviera sentado en una silla. Una vez que haya alcanzado un ángulo de 90 grados en las rodillas, mantenga entre tres y cinco respiraciones constantes. Empuje uno hacia el otro para volver a levantarse. Este ejercicio lúdico fortalece el cuerpo y la mente, al tiempo que crea un sentido más profundo de confianza.
  8. Ángulo encuadernado sentado: Siéntate uno frente al otro y encuentra una columna larga. Haga que una persona junte las plantas de los pies y la otra extienda las piernas largas, los pies contra las espinillas (siéntase libre de doblar las rodillas si tiene los isquiotibiales apretados). Alcanzar los antebrazos y entrelazarse unos con otros. La persona con las piernas extendidas tira ligeramente de la otra hacia adelante, sintonizando su respiración mientras profundiza el estiramiento. Esta postura abre las caderas externas, los muslos internos y la parte baja de la espalda mientras cultiva la intimidad y el apoyo.
  9. Curva lateral lateral: Siéntate frente a tu pareja en un estiramiento a horcajadas con tus pies, los suyos y los de ella, juntos. Alcance la mano del otro lado (derecha a derecha o izquierda a izquierda) y conecte el antebrazo a la muñeca. Respire profundamente. Al exhalar, doble hacia los lados hacia el brazo extendido mientras estira el brazo opuesto sobre la cabeza. El estiramiento lateral del cuerpo es integral para crear espacio entre las costillas y facilitar respiraciones más profundas y profundas.
  10. Guerrero volador: Flying Warrior exige el mayor sentido de confianza y comunicación entre los socios. Para comenzar, el compañero de base se acuesta boca arriba, con las rodillas dobladas y las piernas levantadas hacia el cielo. Su compañero, el 'volante', se para frente a él, agarrando las manos y apoyándose en sus pies. El compañero de base ajusta sus pies en el pliegue de su cadera, los dedos de los pies ligeramente doblados para mayor comodidad. El compañero de base mantiene sus brazos fuertes mientras el volante apoya su peso en sus pies. Con confianza y una sensación de seguridad mutuamente comunicada, la base extiende lentamente sus piernas y ella huye. Flying warrior cultiva una sensación de estabilidad, libertad y alegría. Si te sientes cómodo y seguro, ¡suelta el broche de mano y disfruta de otro nivel de emoción! Sugerimos siempre tener un observador cerca para apoyo y / o una superficie blanda para aterrizar.

Publicado originalmente el 12 de febrero de 2016. Actualizado el 2 de agosto de 2019.




Bonificación: el yoga también puede mejorar tu vida sexual. Y aquí le mostramos cómo mantener su relación a largo plazo emocionante, con o sin el flujo de una pareja.